Noticias

Cecrea Pichidegua presentó la maestranza más pequeña del mundo

Fecha publicación: 29 de enero 2019

Categorías: Cecrea Pichidegua

Dada la inquietud existente en Pichidegua por la falta de espacios en los que experimentar diferentes lenguajes y disciplinas, además de una interacción libre y tranquila, el programa Cecrea y Fundación Aldea dieron forma a la “Pichi Maestranza”, también conocida como la maestranza más pequeña del mundo, un espacio de creación construido por y para ellos en un terreno de 2,41 x 3,99 m ubicado en pleno centro cívico de la comuna, en la explanada de la Casona Cultural y aun costado de la oficina de turismo.

El proyecto colaborativo contó con la participación de más de 50 niños, niñas y jóvenes en diferentes momentos de la obra, desde su diseño hasta el final de esta primera etapa entregada el pasado 18 de enero. Fueron 40 horas de trabajo en las que aprendieron no sólo diferentes técnicas de construcción, sino también aspectos relacionados a la espacialidad, la identificación de elementos patrimoniales, los diferentes tipos de arquitectura y, por supuesto, a la relación amigable en los ecosistemas.

La Pichi Maestranza, cuyo innovador diseño destaca entre la arquitectura de su entorno más cercano, no sólo se configura como un espacio en que niños, niñas y jóvenes podrán dar rienda suelta a su imaginación y creatividad a través de diferentes experiencias relacionadas a los sentidos o a nuevos conocimientos en materia de lo virtual y tecnológico con énfasis en el sonido, también es un espacio relevante para la comunidad educativa local ya que se presenta como un recurso pedagógico para sus diferentes proyectos.

Ejemplo de lo anterior es el Encuentro de sonido, actividad a la que asistieron estudiantes de los talleres de música de la Escuela Enrique Serrano y del Liceo Latinoamericano para proyectar el futuro del estudio de grabación, experimentar con los materiales y conocer los alcances de la maestranza. Además, el liceo cuenta con una fuerte presencia de las artes musicales en su proyecto educativo pero no con un espacio apropiado para desarrollarlo, por lo que la comunidad valora la iniciativa de manera muy especial.